lunes, 6 de julio de 2009

Un asesino en serie siembra el miedo en Carolina del Sur



Un asesino en serie tiene atemorizados a los vecinos del pequeño Condado de Cherokee en Carolina del Sur (US) .

En Cherokee County viven de alrededor de 54.000 personas, y solo se habían cometido seis homicidios en 2008, la mitad que el año anterior.

Ahora la policía del estado norteamericano de Carolina del Sur comienza a creer que los ultimos asesinatos cometidos esta semana, tienen relación con otras tres muertes de la pasada semana, y que se encuentran ante un nuevo asesino en serie.


La muerte de una adolescente ha elevado a cinco las víctimas mortales de los ataques que el presunto asesino en serie ha cometido en el estado de Carolina del Sur.

El médico forense del condado de Cherokee, Dennis Fowler, informó en una rueda de prensa de la muerte de Abby Tyler, una joven de 15 años, que murió dos días después de ser tiroteada por un desconocido en el comercio que regentaba su padre, que falleció en el tiroteo.

El jefe de policía del condado, Bill Blanton, señaló que las autoridades comienzan a creer que están buscando a un presunto asesino en serie, ya que hay indicios de que estos dos asesinatos pueden estar relacionados con otras tres muertes de la semana pasada.

Blanton señaló que todas las víctimas fueron tiroteadas aunque no reveló ninguna de las pistas que les hace pensar que los cinco asesinatos estén relacionados.


Stephen Tyler, de 48 años, y su hija Abbey, fueron tiroteados en una pequeña tienda de mobiliario y electrodomésticos de su familia, cerca del centro de la ciudad de Gaffney, a unos 80 kilómetros al oeste de Columbia.

Los asesinatos comenzaron el sábado de la semana pasada (aproximadamente a 16 kilómetros de la tienda de Tyler) cuando la esposa de Kline Cash un granjero de 63 años , descubrió el cuerpo sin vida de su marido en el salón de su casa.

Cuatro días más tarde , a una distancia similar ( unos 11 kilómetros del sitio donde fueron tiroteados los Tyler) los miembros de una familia encontraron los cuerpos de Hazel Linder de 83 años, y su hija Gena Linder Parker de 50 años , habían sido atadas y muertas a tiros en su casa.

Los investigadores no han deducido todavía qué es lo que une a las víctimas, ni si éstas conocían al hombre que les disparó o si las mató por azar.

Hasta ahora, todo lo que tienen es un "retrato robot" de un sospechoso y la descripción de un vehículo en el que posiblemente huyó . Se trataría de un hombre de unos 40 años, con el pelo algo canoso, una estatura de 1,90 metros aproximadamente, y 90 kilos, que conduciría un Ford Explorer plateado de 1991/94.

Mientras tanto, cerca de 100 investigadores locales, estatales y federales fueron asignados a la investigación y trabajan en el caso sin pausa.

La ola de asesinatos ha provocado la alarma entre los residentes y hasta la cancelación de las celebraciones del Día de la Independencia. La población de la zona está alarmada, se les ha solicitado que permanezcan en alerta y se ha pedido a todos los comerciantes ambulantes que dejen de vender sus productos puerta por puerta para evitar más tensión entre los habitantes.

Además, se recomendó que en caso de tener algún tipo de emergencia con el coche se espere a que llegue la asistencia, en vez de llamar a una casa para pedir ayuda.

Algunos ciudadanos han adquirido armas para su protección y las autoridades temen que las personas comiencen a "disparar si ven una sombra sospechosa" y es que otro asesino en serie, Lee Roy Marti, aterrorizó Gaffney en la década de los años 60 cuando mató a cuatro mujeres hasta ser capturado en febrero de 1968.

Bibliografía:

Tv10 news
EFE
Latino News
El Mundo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...